Viaje a Tallín: la ciudad en 4 cafés
Viajes

Tallín en 4 Cafés

Como Tallín es una de las ciudades más turísticas del Báltico, no voy a hablaros aquí de sus atracciones típicas. No no, hoy os traigo sitios es-pec-ta-cu-la-res donde tomar café en Tallín que os harán descubrir sus rincones. Y quién dice café, dice chocolate, tartas, brunch y mucho más.

Tallín Taza a Taza: Ruta para Descubrir la Ciudad por sus Cafés

Desde la cafetería más antigua de la ciudad hasta modernos artesanos del pan y los rollos de canela y cardamomo. Si algo me ha gustado de Tallín son sus impresionantes, imprescindibles, preciosos y pintorescos lugares para tomar café.

Además del encanto que estos lugares pueden tener para los más cafeteros, los no tanto están de enhorabuena. Tallín es una ciudad donde en estos locales se vanaglorian de ofrecer infusiones de hierbas de alta calidad y cacaos bien cargados.

En muchos de ellos incluso hacen la mezcla de infusión al momento y al gusto del cliente. También muchos ofrecen cacaos calientes, de diferentes orígenes, mezclas y composiciones, que deleitan al paladar.

Es por eso que creo que merece la pena compartir con vosotros esta pequeña ruta para descubrir Tallín taza a taza. Y, además, con algún que otro bollo de canela o unos buenos huevos benedict.

¡Ah! Y os advierto, el mejor descubrimiento lo dejo para el final del post 😉

Rukis: Café, Tartas y Brunch en las Murallas de Tallín

Rukis me llamó al ojo en cuanto pasamos por la puerta. Y eso que es bastante discreto, pero, ¡cómo escapar a las vitrinas llenas de tartas! Vimos el sitio el primer día y hemos merendado allí dos veces, y desayunado una.

Vamos con las meriendas. El local es espacioso y siempre hay hueco a pesar de su popularidad. Es difícil elegir entre todas las tartas que verás en las vitrinas. Solo puedo desearte suerte.

Viaje a Tallin: tartas, café y brunch en Rukis

Nosotros probamos:

  • La tarta de queso, exquisita.
  • La de chocolate con licor de cerezas (algo tipo selva negra, pero con un punto local). La verdad, impresionante.
  • La de caramelo, con el punto justo de dulce, muy equilibrada.
  • El brownie, muy seco (fue la única decepción del sitio).

Acompañadas de cacao y de la infusión de berries. La infusión merece una mención. Hacen la mezcla allí, estoy 100% segura, porque soy una auténtica fanática de estas infusiones y no sabía a nada que hubiera probado antes.

El último día hemos hecho un brunch (aunque temprano, pues abren a las 8am, incluso domingos) en el que hemos probado los huevos benedict. Y tengo que deciros que son los más perfectos y buenos que probamos en MUCHO tiempo.

Desde Rukis podéis descubrir la puerta Viru y las murallas de la ciudad. También el mercado de flores de la puerta Viru.

La Antigua Reval, desde el Maiasmokk Cafe

Reval es el antiguo nombre de Tallín. No tan antiguo si pensamos que se usó hasta hace unos ciento y pico de años.

El Maiamokk café es el más antiguo de la ciudad y os lo traigo porque, además de ser un atractivo en sí mismo, desde allí podéis explorar la calle Pikk y sus antiguas mansiones de los gremios.

Los escaparates del café ya merecen la pena por sí mismos, son preciosos. En el interior, dulce, pero también gran variedad de salado, incluso para comer puede hacer el apaño.

El café ahora es propiedad de la chocolatera de la ciudad, Kalev. La tienda oficial de los chocolates es esta, y, aunque está en zona extramuros, bien merece la pena visitarla, porque los chocolates son baratos y están buenísimos.

Kehrwieder: Tueste y Chocolate Local al lado de la plaza del Ayuntamiento

Este pequeñísimo local está en una de las calles de más encanto al lado de la plaza del ayuntamiento. El Kehrwieder café es un rincón auténtico, a pesar de estar en pleno epicentro de lo guiri.

Una mesa fuera y una dentro, pequeña barra y poco más. Pero dan para mucho. Para tanto, que tienen varios locales a lo largo y ancho de la ciudad donde podéis explorar más sus propuestas.

RØST: el Tallín Moderno (y los Mejores Rollos de Canela del Mundo)

Ay, lo mejor lo dejo para el final. No solo para engatusaros y que leáis el post completo, sino porque tengo una pena negra, mu negra, de que Rost esté a 80 kilómetros de mar de mi casa.

Justo al lado de donde nos alojamos está esta cafetería de las hipstermente llamadas “specialty coffee”. Y es que su café es GLORIA PURA.

Café en Tallin: Rost, los mejores bollos de canela del mundo

Pero lo que nos proponen para llenar el buche, es ya como de otro planeta. Los bollos de canela y los de cardamomo son, con el corazón en la mano, los mejores que he probado.

Y llevo ya unos cuantos desde que vivimos los #3enSuomi. Incluso los que los locales dicen los mejores de aquí. Pero nada, nada que se parezca a los de Rost.

Donde, por cierto, hacen unas tartaletas de nata y bacon que te caes de culo, y unos sandwiches que deben revivir a los muertos (aunque estos últimos no nos dio tiempo a probarlos).

Desde Rost puedes explorar el curioso, moderno, trendy barrio de Rotermani y los edificios y rascacielos de la ciudad extramuros.

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.