Viaje a Japón. Día 6: subida a Dake-Sawa

Nuestro segundo día de estancia en Kamikochi (podéis ver aquí cómo fue nuestra llegada a este paraíso en la montaña de Japón) no pudo ser mejor. Nos levantamos pronto, desayunamos (desayuno típico japonés, un poco raro), nos pusimos la ya archiconocida equipación del equipo torrija y salimos a conocer las montañas japonesas.

Nuestro objetivo era llegar al refugio de Dake-Sawa, a poco más de 2100 metros de altitud. Al salir de nuestro albergue de montaña nos dieron un pequeño mapa topográfico muy básico y uno en detalle de la senda que teníamos que seguir, muy gracioso porque habían traducido las indicaciones del japo con Google Translate y era un inglés muy cómico.

La senda (y todas en general las que nos encontramos por allí) es unívoca, clara, estaba perfectamente cuidada y señalizada. Vamos, que no tiene pérdida. No sé si por el respeto que profesan a la naturaleza o por la cantidad de gente que debe pisar cada año esos lares, o si por ambos motivos, pero chapeau (y mucha envidia) por sus montes y caminos.

La subidita tiene su aquel y la excursión acabó siendo más “rompepiernas” de lo que pensábamos. Se pisa todo tipo de terreno, senda, puentes de maderos, pedrera y nieve, que, por cierto, estaba un poco resbalosilla. Pero es una excursión preciosa de 4-5 hrs que te lleva al punto intermedio de la vista más famosa de Kamikochi, que ya os enseñé en el blog. Una pena no haber atacado ninguno de esos tres miles que tan cerca se veían (si, jeje, a casi otros mil metros de desnivel…tan cerca y tan lejos a la vez…).

Ya volveremos a por el Fuji y otras más montañas japonesas de Japan Alps. Mientras tanto, quedará en nuestro recuerdo esta genial subida y el anochecer de ese día, viendo encencerse poco a poco la luz de la puerta del refugio en el que habíamos estado esa mañana.

1 comentario

Deja un comentario