Tallin Un Día: recomendaciones para disfrutar la ciudad en menos de 24 horas
Viajes

Tallín en UN Día: Qué Ver, Qué Hacer, Dónde Comer…

Ya os he hablado del encanto de los cafés de Tallín. Solo es una pequeñísima parte de lo que nos ofrece la ciudad. Pero, por lo general, es un lugar de paso y la mayor parte de la gente solo tiene para ver Tallín UN día. Asique hoy os propongo una ruta ideal para conocerla, dónde comer, qué comprar… en menos de 24 horas.

Un Día en Tallín: Cómo Llegar

Tallín es una de las ciudades más populares de visita de los cruceros en la zona del Mar Báltico. La capital de Estonia es una pequeña ciudad de cuento, que está prácticamente al lado del puerto de cruceros. Es un paseo de unos 15-20 minutos.

Así, lo más normal si vamos a estar un día en Tallín es que lleguemos a bordo de uno de estos buques. Puede ser un crucero o uno de los ferrys que viene desde Helsinki o Estocolmo.

Por supuesto, también puede que el viajero llegue a Tallín en su propio vehículo, para lo que es aconsejable aparcar fuera del centro. El centro comercial Viru puede servir para este propósito.

Qué Ver por la Mañana en Tallín

Lo ideal para disfrutar de un día en Tallín sería llegar a la ciudad entre las 9 y las 11 de la mañana. La primera parada que os propongo es el café ROST y la moderna zona de alrededor.

Ya os hablé de ROST en el post sobre los cafés de Tallín, pero lo repito aquí: no podéis perderos los mejores rollos de canela del mundo (Mundial).

Tallín en UN día: dónde desayunar al llegar a la ciudad

Tras coger fuerzas, nos encaminamos para dar la vuelta por la ciudad extramuros, viendo los restos de muralla, hasta llegar a la entrada de la calle Pikk. Aquí tenemos los restos de una de las puertas monumentales de la ciudad.

Recorramos la calle Pikk despacio, disfrutando con las descripciones de la arquitectura que hay en placas explicativas de la ciudad, y haciendo fotos a las curiosas – y bonitas – fachadas de las casas.

Pasaréis por la iglesia de San Olaf. Podéis subir al campanario para tener una bonita vista de la ciudad. Durante siglos, este fue el edificio más alto de Europa, hasta la construcción de la Torre Eiffel.

Pasada la iglesia de San Olaf encontraremos un callejón de suelo abrupto que nos deja ver una puerta monumental en una calle paralela. Acercaros a esa casa, que es el teatro municipal, podéis entrar gratis a ver el vestíbulo y un par de sus salones.

Dónde Comer en Tallín

Al mediodía podemos optar por dos opciones para la comida:

  1. Comida en la zona de la plaza del ayuntamiento. El famoso Olde Hansa es una institución, aunque hay que decir que es EXTREMADAMENTE guiri. La atención no es muy buena (servicio lento y bastante desganado, correcto sin más). Tenéis otras opciones igual de guiris alrededor de la plaza, con variedad de cocinas: estonia, rusa…
  2. Si sois más gourmets, os recomiendo salir del centro para ir a comer al restaurante Kaks Kokka (podéis ver aquí su web).
Tallin Un Día: Ideas sobre dónde comer en Tallín

La Tarde en Tallín

¿Y qué hacemos después de comer? Mi ruta ideal os invita a subir a la zona alta de la ciudad. Allí encontraréis:

  • La catedral de Tallín
  • El Parlamento
  • Parques con buenas vistas a la zona alta de la ciudad y las murallas de esa zona.
  • El famoso mirador de Tallín desde el que, especialmente en temporada alta, podréis haceros vuestra foto influenser si os abrís paso a codazos entre el gentío.

Tras bajar de esa zona, podemos aprovechar para tomar una tarta en Rukis (más info aquí) y descansar, mientras afrontamos la última parte de la tarde: las compras.

Compras en Tallín: ¿Qué Merece la Pena?

La última parte de la tarde podemos dedicarla a hacer algunas compras en Tallín. Pero hay que saber que no todo merece la pena en esta ciudad tan turísitica. Mucho de lo que encontraréis en los mercadillos (como prendas de lana, por ejemplo) es made in China.

Por eso hay que fijarse MUY bien en dos cosas si queremos comprar ropa de lana en Tallín:

  1. La etiqueta para ver el origen. El famoso “made in”.
  2. La etiqueta para ver los componentes de la prenda y que no nos estén dando viscosa por lana…
  3. El precio. Si hay algo que te parece un chollazo… probablemente NO sea algo tejido artesanalmente de forma local.

Lo que sí podemos recomendaros comprar son los chocolates de la marca Kalev, que tienen una tienda propia cerca del centro. Son baratos y de MUY buena calidad, y en la tienda siempre tienen varios productos con muy buenas ofertas.

Si estáis haciendo una ruta por los países bálticos y os atrae el ámbar, os recomiendo que huyáis de los lugares tipo “tienda de souvenir de ámbar” donde lo venden, ya que suele ser también un timo. Si estáis interesados en comprar ámbar del báltico, consultad joyerías reconocidas para que no os timen.

Otra cosa típica que podéis comprar de Tallín es el mazapán. En la calle Pikk tenéis una tienda donde lo hacen artesanal.

Y aunque no sea “diseño nórdico” también hay buenos diseñadores y artesanos en Estonia. Os dejo una dirección de un showroom con varias marcas donde podéis ir a curiosear (eso sí, los precios son de diseño nórdico, no quiero engañaros).

Si te ha gustado el post, aún hay más recomendaciones en mi vídeo para mi canal de viajes en familia:

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.