Negro de Anglona

De mi paso el pasado martes por Negro de Anglona (C/Segovia, 13) se me ha quedado un buen sabor de boca.

Especialmente porque regamos la cena con un vino blanco de Rueda que acabó siendo un acierto: Basa de la Cía. de Vinos de Telmo Rodríguez. También, y sobretodo, por el espectacular local, que bien merece la visita, y por la gran promoción de El Tenedor, que nos ofrecía un menú por 20€ (sin iva ni bebidas) por comensal.

Eso sí, como tengo que hablaros de la comida, tengo que poner los puntos sobre las íes, ya que es normalita, como se dice en términos culinarios “correcta” sin más.

La Cocina 
Se agradece un rico aperitivo servido nada más llegar a la mesa de crudités de zanahoria y crema de queso azul.

Como primeros, tomamos Gyozas con salsa soja y cítricos: muy ricas, la verdad creo que de lo que más me gustó. También tomamos croquetas de ibérico, se supone que caseras pero tan perfectas en su perfección que no me lo creí, además de que la bechamel de dentro no tenía consistencia ni textura alguna, era prácticamente una sopa de bechamel. Como digo, ricas de sabor, pero con un tufillo a congelado muy sospechoso.

Los segundos mejoraron bastante en cuanto a presentación, pero alguna ración era desmesurada. Y digo alguna hablando de la hamburguesa de presa ibérica que me tomé yo, era un tocho de carne exagerado, que además pedí al punto y me sirvieron 100% cocinado por dentro y por fuera, asíque, aviso para navegantes: pedirlo tirando al punto si no queréis atragantaros. Lo mejor de la hamburguesa: el ketchup con un punto diferente que la acompañaba.  Gonzalo tomó el confit de pato con peras y salsa de frutos rojos, mucho más ligero y de ración más equilibrada, sobretodo si pensamos que se trataba de una cena.

Aperitivo (derecha) y croquetas
Gyozas
Confit de Pato

Hamburguesa de presa ibérica
Tarta del final

El Servicio

Atento y educado, pero viviendo deprisa. Así definiría al servicio. En el primer plato a Gonzalo le retiraron el servicio cuando estaba comiendo y masticando un cacho de pan, y la retirada de enseres de la mesa era muy apresurada en general. A pesar de esto, el pan no nos lo sirvieron hasta casi el final de los entrantes.

El Ambiente

Desgraciadamente, el ambiente que nos dan los sitios depende mucho del día en que los visitamos… Al llegar todo precioso, encantador, vacío y tranquilo. Se nos sentó en una sala que es un entresuelo o semisótano, decorada con unas preciosas fotos del Palacio de Anglona, que alberga el restaurante. Todo lo demás en negro, los manteles en blanco, la sala alargada, era una preciosidad.

De repente, llegó un grupo numeroso, de estos que estos días pre-navideños copan los restaurantes y bares de la ciudad…y se nos llenó todo de gritos y voces y bromas tontas. Asíque, cuando este saloncito se fue llenando de gente y todos teníamos que alzar más y más la voz, asíque acabé hablando con Gonzalo y con las dos mesas de al lado, como aquel que dice.

El Look


Cómo va una vestida no tiene nada que ver con una crítica de restaurantes, pero me hace mucha ilusión contaros aquí qué me puse el martes para ir a cenar.

No se me ve muy bien, porque las fotos últimamente las hacemos con los smartphones, y no son la bomba jeje. El caso es que llevo mi vestidito de Candem Town (Londres!), mi capa de Sfera, mi bolsito negro vintage de mercadillo de Oxford (1pound!), los botines marrones de borreguito de Marypaz (me he enganchado a esta tienda), medias y bufanda negras.

No hizo nada de frío asíque la idea de la capita fue genial. El look se merecía un apartado, ya que ha generado la preciosa interpretación de Gonzalo que véis al principio de este post. Él me trajo este vestido de Londres, asíque se merecía vérmelo en una cenita especial. Just for his eyes…(and now for all yours!)

La Conclusión

Pasando de estas fechas, un gran lugar para lucirte y lucirse, y llevar a esa persona especial con la que quieras celebrar algo. Recomendable ir con menú para bolsillos más “achuchados” como el mío, pero me fui con ganas de probar la carta, asíque si podéis permitíroslo, os lo recomiendo.

¡Ah! y un sitio espectacular para eventos.

Mi valoración numérica: 6-7/10

Negro de Anglona

3 Replies to “Negro de Anglona”

  1. Me gusta mucho el aire restaurador que está adquiriendo tu blog, xDDD. Ana y yo solíamos ir mucho a cenar por probar sitios de este estilo… En cuanto el peque tenga un poquillo de edad nos lo llevamos.

    Por cierto, me gusta tu diseño de negro.

  2. Dani: gracias por la visita again 😉
    ¿te gusta el blanco/negro? Tengo pensado un cambio de look para el blog en esa dirección para 2011…pero no digo más, que luego todo se sabe!

  3. No me des las gracias cada vez que venga, es un placer pasar por aquí. Me gusta el b/n porque… es muy "de noche"… 🙂

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.