Munich: lo que no te puedes perder

Hoy sí que vamos con la entrada de turismo 100 %: mi opinión sobre qué es lo que no te puedes perder en Munich.

  • Biergarten. Si tuviera que elegir qué es lo que más me ha gustado de la ciudad elegiría estos recintos rodeados de árboles y llenos de mesas en las que sentarte a compartir conversación con un lugareño y la mejor cerveza y comida con tus acompañantes. Eso sí, mejor que el tiempo acompañe (tuve mucha suerte…).

 

  • Marienplatz, que es un clásico. Aunque el ayuntamiento es neogótico, que no te tonguen. Mola el carrillón y el bailecito de sus muñecos, que funciona a las 11, a las 12 y a las 17hrs. (este último pase sólo en verano). Lo mejor es la vista de la plaza desde arriba ya sea en el ascensor del ayuntamiento o en el de San Pedro y la estatua de la virgen del centro, no por la virgen sino por los angelotes que la protegen.
  • La cerveza. Mi favorita ha sido la Agustiner Edelstoff (dicen que es la que bebe el Papa de Roma y que es el único en el mundo al que se la envían, aunque claro, con esto del internet ya se sabe que todo es global).

 

  • Las bicis. Un paraíso, qué más os voy a contar… como en casi todos los sitios fuera de España. Merece la pena alquilar una y disfrutar (aunque al final no lo hice y menos mal, menudo tormentón nos cayó la tarde en la que teníamos previsto pedalear).
  •  La Glyptotheke, que me ha gustado mucho quizá porque estoy estudiando arte clásico estos meses, pero es un museo pequeñito, muy barato y con una terraza en el patio en la que se oyen los pajaritos piar…

Si vas a viajar a Munich: lucky you! En mis rincones de Mi Nube irás encontrando algunos otros consejos y sitios que disfrutar. El último que te doy: no cojas metros ni trenes, camina, y si te sale buen tiempo prepara un picnic y pasa el día en el jardín urbano más grande de Europa…

Deja un comentario