Viajes

Hotel en Londres con Bebé: The Bedford Hotel [Experiencia]

Ir a Londres con bebé era todo un reto: ciudad gigante, mil planes posibles… Pero lo superamos en parte porque conseguimos una localización muy céntrica, el Bedford Hotel. Hoy te cuento todo sobre este hotel económico al lado del British Museum.

The Bedford Hotel en Londres: Bueno, Bonito, Barato (para Londres)

En nuestro último viaje a Londres nos alojamos en hotel. Es cierto que con niños, alojarse en apartamentos es un plus, porque te da libertad de comidas, de estar en el piso el tiempo que necesites…

Pero por cosas del guion, en este caso teníamos que optar por un hotel. The Bedford Hotel, en Southampton Road. Está prácticamente pegado al British Museum, a una calle de distancia del mismo.

Es un hotel de precio moderado, dentro del estándar de precios más bajos de Londres en este tipo de establecimientos. Por eso lo considero barato:  nos salió por unas 120 libras por noche con desayuno, y según temporadas incluso se puede encontrar más barato.

Hotel Recomendado en Londres para ir con Bebé: durmiendo plácidamente y paseando por el barrio

Dormir plácidamente en la cama y pasear por el barrio. En el Bedford hotel pudimos descansar en familia muy a gusto.

Hotel en Londres con Bebé: Pros y Contras del Bedford Hotel

La ubicación céntrica es uno de los plus del hotel. En 10 minutos estamos en el centro de compras de Oxford Street, en 15 minutos en Covent Garden o Soho. Y esto caminando. El British Museum está a una calle de distancia.

Además de lo fácil que era caminar a cualquier parte del centro, el hotel tiene dos estaciones de metro a unos cinco minutos caminando, y autobuses a prácticamente todas partes que se cogen prácticamente en la puerta.

El hotel está bien preparado para ir con niños. Ofrecen cunas portátiles en la habitación sin cargo y tienen tronas en el restaurante. El desayuno es muy completo y nos gustó bastante, aunque destaca más por las opciones de desayuno inglés que por el continental.

Por último, como positivo, destacaría la atención súper amable que nos dieron en el hotel (TODOS los empleados). Y muchos de ellos, hablaban castellano.

Y ahora, vamos con un par de “contras”:

  • Las habitaciones son pequeñas. Vale, son el estándar de Londres (y muchas otras ciudades europeas. Pero es que este estándar es pequeñísimo, en especial con un bebé. El carrito lo teníamos que dejar en el pasillo de entrada, que quedaba completamente bloqueado. Aunque no la pedimos, nos habían puesto una cuna portátil y pedimos que  la quitaran, porque si no, no podíamos caminar por la habitación.
  • Hacía muchísimo calor en la habitación. Nos alojamos en la 6ª planta del hotel y en la habitación hacía calor continuamente. La temperatura exterior era muy suave, no bajó de 17ºC los días que estuvimos allí. Nos quejamos, pero el equipo de mantenimiento no fue capaz de hacer nada (¡la calefacción estaba puesta y se notaba aún con los radiadores cerrados!).

En definitiva es un hotel con un precio más que razonable para ir en familia, si nos adaptamos a sus habitaciones pequeñas, su localización y su desayuno abundante, serán clave para el éxito de nuestro viaje a Londres. 

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.