¡Felicidades!

Hoy me salto un poco a la torera lo de los post del viaje a Japón… es porque una personita cumple años, y he querido dedicarle una cosa especial.

Son sus piernas, en una piscina, el día 25 de mayo. Un día que para mí y para Gonzalo fue muy especial, en el que pudo y quiso estar con nosotros. Aunque no le apeteciera, fuera dificil, incluso aunque doliera.

Este es un día para tí, para afianzar la seguridad con la que te quieres a tí misma, para mimarte y darte aún más fuerzas. Y sobretodo, para que celebres. Yo creo que con lo que hemos vivido este tiempo, con lo que has vivido, sobretodo hoy es un día para celebrar. Puede parecer que no, o que no tengas el chichi pa’ farolillos, pero nada más lejos de la verdad.

Celébrate hoy a tí misma. Seguramente serás al tiempo lo mejor y lo peor que tienes en tu vida. Pero eso nos pasa a todos y no hay nada mejor que aceptarlo celebrándonos.

Celébrate hoy a tí misma. Y déjanos participar un día más de tus locuras, originalidades y sentimientos.

Y por último, una vez más: celébrate hoy a tí misma. 

Deja un comentario