Marketing

#Crowdfunding explicado con un ejemplo: #Impostores

Seguramente has oído hablar de lo que es el crowfunding o del crowsourcing, o de alguna otra cosa que empiece por crow, pero… ¿sabes realmente lo que significa? Lo vemos a través del ejemplo de la novela Impostores, de Lucas Sánchez.

El concepto de crowdfunding

Crowdfunding no es más que un palabro que resume lo que en castellano sería “financiación conjunta” o como se suele traducir “financiación en masa“. Su filosofía, que bebe del mundo del voluntariado, pero también del concepto empresarial de sociedad anónima, es bastante sencilla: se trata de poner a disposición del público un “proyecto” para que cualquiera pueda apoyarlo financieramente.

¿Cómo funciona el crowdfunding?

En el caso de Impostores, el proyecto es un producto físico y tangible: un libro, pero el modelo de crowfunding no se queda sólo en el del e-commerce, su objetivo no es únicamente la venta de productos, por lo que se puede apoyar al proyecto con una donación que simboliza tu respaldo a la idea. Así, en la web de la novela, puedes colaborar con una cantidad muy simbólica y lo suficientemente baja como para que no sea un sacrificio, desde 3€ puedes ser partícipe del proyecto llevándote el libro. En los proyectos de crowdfunding puedes donar sin llevarte a cambio nada físico, o  seguir donando una vez que lo hayas leído si piensas que el proyecto, la novela en este caso, se merece un precio mayor.

Este modelo ha sido puesto en marcha por otros proyecto ya, y a mí me gusta especialmente cuando lo veo aplicado al mundo de la música o del cine, donde te descargas gratis un disco de un grupo o artista y después pagas por él lo que creas que se merece. Es un sistema justo e interesante para tener un retorno más realista no sobre “lo que vale” tu trabajo, producto o servicio, y también sobre “el valor que aportas” con él a tu consumidor o a tu potencial consumidor.

¿Qué significa ser crowdfounder? Es decir, ¿y yo qué me llevo?

Depende del proyecto, una vez que lo has apoyado, como colaborador, puedes recibir diferentes retornos por tu inversión, y es ahí donde el modelo se parece tan claramente a ser accionista de una empresa. Si financias una película te puedes llevar desde una entrada gratis hasta acudir a la fiesta del preestreno, en función de las “acciones” que hayas comprado 😉

Tomemos de nuevo el ejemplo de Impostores. Si colaboras con 3€, serás partícipe del proyecto y recibirás una copia en formato digital de la novela. Sí, repito, 3€ y lo repito porque a los que tenemos e-reader creo que nos parecerá una cifra de lo más razonable, ¿verdad?. De ahí en adelante, puedes seguir aportando más dinero al proyecto, hasta llegar incluso a ser un impostor completo.

Historia de una portada 🙂

Es un modelo de negocio relativamente novedoso (el que haya leído la historia de Extremoduro verá que en los años 80 ya había iniciativas de crowdfunding) y en auge, que está siendo utilizado por muchos creadores para dar a conocer su trabajo y sacarlo adelante, como es el caso de Lucas con Impostores, y en la propia web puedes encontrar algunos otros ejemplos.

Recursos útiles sobre crowdfunding:
http://es.wikipedia.org/wiki/Financiaci%C3%B3n_en_masa
http://www.crowdfunding.com/ 
http://www.kickstarter.com/ 

Sobre Lucas e Impostores:
http://www.impostores.es
Sonicando

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.