Cabezas de Hierro, misión cumplida

La excursión de la semana pasada nos llevó a hacernos papilla las piernas en una salida clásica de Guadarrama, que hace parte de la Cuerda Larga, un camino mítico que aún no hemos atacado.

Esta vez sí que podemos decir que fue nuestra primera paliza, digo, salida en solitario como pareja montañera, ya vistéis que la semana anterior tuvimos que aceptar dos paseítos light por el mal tiempo… Y  es que esta salida nos ha dejado ya totalmente satisfechos con nosotros mismos, nuestra orientación y nuestra forma de llevar la marcha, al tiempo que vamos aumentando nuestra “autoestima” o seguridad en la montaña y nuestra confianza en que podemos salir también solitos de casa.

En plan Flash, ya en pleno descenso de la Cabeza Mayor, montaje de @gonvazquez.

A pesar de que es un poco exigente físicamente (unos 15 km de duro sube y baja) es una salida que se disfruta mucho (sobretodo la vuelta al sofá y la tarde de tranquilidad que yo me pegué después) y como digo en EveryTrail creo que cualquiera con un poquito de forma física (y de moral) puede hacerla, sobretodo hasta la primera cabeza. Llegar a la segunda da un poquito de grima por los pedregales que hay que pasar, pero depacito y con buen pie (y buen equilibrio) se llega a todas partes.

 

2 comentarios

  1. Esas salidas estan guays en compañia, yo en solitario no me atreveria, eso si ten cuidado con lo resbalones.
    Un saludo

  2. Totalmente de acuerdo! A mí por ahí arriba y solica, no se me ha perdido nada XD

Deja un comentario